3ª JORNADA

Cuando la Síbila Délfica le dijo a Heracles que debía realizar los diez trabajos que dispusiera Euristeo, en reparación por los delitos que había cometido, poco imaginaba que el gran héroe griego acabaría derrotando las diez pruebas con la misma facilidad, que cuando siendo aún un niño, dio muerte a las dos serpiente venenosas enviadas por la diosa Hera, con el único fin de segar su vida. Tan es así, que cuando regresó triunfante de sus diez citas con el destino, la fracasada diosa asesina obligó al juez de la contienda a someter a Heracles a dos pruebas más, que también, brillantemente, superó. Corría el año 1.246 a.C.

 Algo parecido sucedió en la tercera jornada de liga, donde la mitología de la moqueta verde nos dejó un héroe y un semidios, encarnados ambos en los “Blacks” de Nereo. Si desde aquí pronosticábamos la semana pasada que uno de los cuatro de arriba caería del olimpo del verde manto, poco podíamos imaginar que los dioses se aliaran con quienes fueron los campeones de hace dos años, y les hicieran ocupar, a cierre de jornada, la consabida posición de privilegio que sólo uno puede conquistar. Como su predecesor griego, Nereo ha ido escalando los pedregosos horizontes de la gloria, hasta encaramarse en la primea posición de la tabla tras vencer en un partido muy reñido, que les enfrentó a otros serios candidatos al título (Orsipo), por una diferencia de un gol. Gran partido.

 En una jornada en la que el gol se mostró más esquivo que en ocasiones precedentes, se produjeron resultados que nos dejaron bien a las claras que ésta, va a ser una liga muy disputada. Linceo no pudo con un Frástor que sumó sus tres primeros puntos a costa de los semifinalistas del año pasado, y esta vez los hermanos Dalton (Nacho y Carlos Iglesias) no pudieron ejercer de Mark Lenders y Oliver Aton, con lo que no pudieron evitar la derrota de su equipo por dos tantos a uno. Quionis dio un salto cualitativo al vencer por la mínima a Astilo, y se sitúa ya a en el pelotón de cabeza.

 La “sorpresa” de la jornada, si se puede calificar como tal, se produjo en el partido que enfrentó a  Crisón (verdadera revelación de la competición) contra Torcal. La victoria de éstos frente a aquéllos por 8 a 3 acabó con el inicio más prometedor que debutante alguno tuvo jamás en la historia de este Campeonato. Aún así sus posibilidades permanecen intactas.

 Pero la diosa Hera reservaba para si el nacimiento de un nuevo mito y quiso que surgiera cuando apurábamos los últimos tragos del día. Ulises ganó 2 a 0 a Failo. Con ser un resultado normal no valía. Lo verdaderamente espectacular de ese partido estuvo bajo los palos de la portería de Ulises: D.Tomás Calvo alias “La Araña de Somosaguas” se reservó un puesto de honor en la historia de esta liga en la presente temporada, al constituirse como el primer portero que abandona el campo tras un partido sin recibir gol alguno. Como en la Guerra de Troya, este nuevo Diómedes salió invicto y participó como protagonista en los principales pasajes de la batalla contra Failo. ¡Honor a ti, oh Gran Araña! El destino te tiene reservado un sitio de honor. Pero, ten cuidado, Araña, incluso Diómedes encontró su trágico destino al dormir sobre unos laureles…

Andy/

Sitio de búsqueda