13ª JORNADA

Contempla la tradición más ajustada a la realidad, que cuatro eran las competiciones que conformaban los llamados Juegos Panhelénicos que se celebraban en la Antigua Grecia. Cada año una era la disciplina protagonista y así, los primeros en celebrarse eran los llamados juegos deportivos (Juegos Olímpicos), seguidamente los de carácter poético (los Juegos Píticos), a continuación la competición de jinetes celebrados en Argos (Juegos Nemeos) y concluía el ciclo, la competencia celebrada en Corinto en honor a Poseidón y las Oceánidas (Juegos Istmicos). Este período de cuatro disciplinas desarrolladas no necesariamente en el orden anteriormente expuesto, constituían lo que se denominaba Olimpiada, y que no era más que una unidad de medida que tenían los griegos. La razón de esta organización era no cercenar la posibilidad de que un atleta pudiera participar en todos y cada uno de ellos.

 

Los Juegos Olímpicos se dividían a su vez en varios Agones (pruebas) que podía ser atléticos (carreras, salto de longitud, jabalina), luctatorios (lucha, pugilato y pancracio), hípicos (carreras de carros – de dos o cuatro- carreras de caballos)y , por último, el Pentatlón, prueba por excelencia de los Juegos y que era una mezcla de las cinco más duras dentro de cada agon. Ninguno de los ganadores en cada categoría recibía premio material alguno salvo una rama de olivo y una cinta de lana en la frente. Sin embargo, sus participantes querían obtener el mayor de los trofeos en liza y que consagraba al vencedor, elevándolo a la categoría de “semi” dios: el honor y la gloria…

 

Precisamente ese es el premio por el que varios de los equipos de nuestra competición se arrojan a la arena verde de nuestra Olimpia particular cada semana, y con ahínco (a veces un tanto desmedido) buscan la consecución de una victoria que les acerque aún más al templo de Zeus, lugar donde los nombres de los vencedores quedan cincelados para siempre en el registro de los atletas más consagrados del mundo. En la consecución de esa empresa hay, por lo menos, cinco equipos enfrascados, y dos de ellos se enfrentaron el jueves arrojando la primera sorpresa de la jornada por lo abultado del resultado. Astilo ha vuelto por sus fueros y arrasó a Ulises, que nada pudo hacer ante la eficacia goleadora de un Jaime, que ha regresado tras su lesión, dispuesto a demostrar que está empeñado en que un cincel talle para siempre su nombre entre los elegidos.

 

El coronel Martinez y su Orsipo dieron buena cuenta de Failo derrotándole en la tarde del viernes por tres tantos a cero, aguantando el envite y la presión a la que jornada tras jornada les someten sus perseguidores. Se mantienen en la segunda posición de la tabla a la espera de los esperados pinchazos de unos “Blacks” que no jugaron esta semana por aplazamiento de partido.

 

Linceo y Torcal dirimieron sus diferencias el mismo viernes y aunque Gonzalo el torcalí de pro, batió en dos ocasiones la portería contraria, no fue suficiente para llevarse la victoria y tuvieron que conformarse con el empate a dos. Linceo coge un poco de aire ante la caída  que llevaban en la última semanas.¡Ánimo Linceo!

 

El partido entre Quionis y Frástor cerró la jornada y el resultado final fue de tres tantos a dos a favor de los segundos.

 

Y es que si bien los triunfadores se presentaban ante el Templo de Zeus para proceder a su registro como tales y serles entregados los símbolos del honor y la gloria, no es menos cierto que ante ese mismo altar todos los atletas participantes tenían que hacer en primer lugar el entrenamiento reglamentario en la ciudad de Elis y, posteriormente, proclamaban un juramento ritual ante el Senado Olímpico en el que se comprometían, entre otras tantas cosas que permanecían grabadas en las tablas de bronce de dicho senado, a “no matar al adversario, ni echarlo de las carreras”, o lo que traducido a la realidad de nuestros días, viene a representar el respeto por los que, como nosotros, disputan una agradable tarde de fútbol en compañía de sus amigos…Competitio summa cum laude!!

 

 ¡Feliz Semana Santa!

 

 

Andy/7

Sitio de búsqueda