12ª JORNADA

Cuenta el magnífico Johann Gustav Droysen , prestigioso historiador alemán y gran conocedor de la cultura preptolemaica, que los llamados ”Diádocos” (“sucesores” en el griego antiguo) que trataron de dividirse el Imperio que tanto esfuerzo le costó al gran Alejandro, se enfrentaron en seis guerras con el único fin de disputarse el poder y la hegemonía sobre el resto de los generales que el Magno concebía como fieles aliados y seguros celadores del extenso reino Macedonio. Pero estos conflictos duraron 20 años y acabaron con la aniquilación total de la cultura Alejandrina para establecer el marco (hasta el siglo II A.C. con el inicio del Imperio Romano en el Mediterráneo Oriental) de lo que sería el desarrollo cultural helenístico: las ciudades-estado pasaron a una segunda fila ante las fastuosas construcciones de ciudades concebidas como verdaderos centros modernos cuyo urbanismo y edificación nada tenía que ver con las anteriores. Entre la gente culta y de la aristocracia “lo griego” era lo importante.

 

Pues bien, tres fueron las dinastías que durante ese tiempo gobernaron Egipto, siendo la Ptolemaica la que con mayor hegemonía y solidez, resolvió los problemas derivados de las guerras de los Diádicos. Ptolomeo I Sóter, uno de los generales más queridos por Alejandro, fue quien se rebeló contra Pérdicas, el hombre de confianza del Emperador Macedonio, cuando éste se erigió en sucesor de aquel a su muerte, ocurrida en extrañas circunstancias; dando origen a la primera de las guerras de los diádocos. Pero Ptolomeo fue el más hábil de los “sucesores”, ya que comprendió enseguida que hacerse con todo el Imperio era imposible, y se concentró en consolidar y asegurar los territorios que ya tenía bajo su dominio como sátrapa (gobernador de las provincias de los antiguos Imperios Meda y Persa)…

 

Ese espíritu de Ptolomeo I se reencarnó en las huestes del Coronel Martínez cuando su Orsipo se enfrentó a los “Blacks”. Si bien mordieron primero, ¡y por dos veces!, la manzana de Nereo, al final vieron la cara de la derrota demasiado cerca como para abrazarla en una intersección que les hubiera servido para ponerse a tiro de piedra de un Astilo que lucha contra viento y marea por alcanzar la segunda posición, intentando poner tierra de por medio con la cuarta plaza que ocupa el siempre inquietante Ulises de los Martiarena Bros. Aun así, Orsipo sigue asegurando su segunda plaza y se mantiene a 4 puntos de Astilo, que derrotó por 6 a 2 aun simpático Quionis que se desinfla y se queda a 5 puntos de los puestos de Play Off.

 

Frástor se deshizo sin aparente dificultad de Linceo, derrotándole por un resultado tan abultado que haría sonrojar al mismisimo Comandante Pinazo y remover de su tumba a toda la Dinastía Aqueménida con el auténtico Ciro II el Grande a la cabeza. Linceo con esta derrota continúa con su particular caída libre mientras que Frástor se sitúa a dos puntos de la cuarta plaza y con aspiraciones serias de colarse en la “zona griega”, la relevante.

 

Failo despertó del dulce sueño en el que llevaba instalado unas jornadas y recibió una soberana sacudida por parte de Ulises que le infringió un contundente 4 a 0. Las mesnadas de Borja Martiarena no tuvieron piedad de los campeones del año pasado. Torcal y Crisón aplazaron sus diferencias hasta mejor ocasión.

 

Si bien con Ptolomeo I, Egipto logró un gran respeto en los países de su entorno, no es menos cierto que su política interna, quizá por ese afán conservador, provocó una división social que se mantendrá hasta el final de la Dinastía, generando un problema mucho mayor a largo plazo. Y es que en ocasiones ocurre que la Historia dicta sus propias sentencias para comportamientos que a lo largo de la misma se reiteran de un modo cíclico, y, así, y tal y como queda reflejado en el Canto del Arpista (que será objeto de estudio en comentarios posteriores) “…generaciones y generaciones desaparecen y se van , otras se quedan, y esto dura desde los tiempos de los Antepasados,  de los dioses que existieron antes y reposan en sus pirámides”…

¡Feliz Día del Padre!

 

Andy/7

Sitio de búsqueda