1ª JORNADA

 Caprichosa es la Historia, y como tal, en ocasiones nos introduce en un bucle por el que parece que transitamos una y otra vez sin tener mayor perspectiva que lo que ya pasó, ni más pasado que el futuro que vendrá. Caminamos por unas sendas que, lejos de ser volubles, nos conducen hacia un destino que sólo nosotros podemos modificar, pero dentro de los límites de un rectángulo de dimensiones establecidas a priori; y es que, ni siquiera eso, está en nuestra mano.

    Pues bien, la primera jornada del Campeonato de padres y profesores (aunque no necesariamente en ese orden de importancia) fue un fiel reflejo de todo ello. Hubo equipos que volvieron a tropezar con su rumbo, otros que se golpearon con la Historia y, algunos (los menos) empezaron a esbozar las primeras líneas de lo que promete ser una enciclopedia futbolística.

    La jornada del jueves nos dejó buena muestra de todo lo anterior y provocó que algunas aves destinadas a mantener su reinado en los cielos del olimpo futbolístico, cayeran de manera estrepitosa ante las acometidas balompédicas de un ejército bien organizado en pos de glorias pretéritas conseguidas por héroes mitológicos, portadores del nombre que defienden en el campo. Crisón, descendiente de uno de los Telquines que habitaran por vez primera la legendaria isla de Rodas, hizo añicos la estructurada defensa del actual poseedor del título liguero, Failo, quien, como aquel titán hermano de Onomarco que defendió el paso de las Termópilas, vendió cara su derrota para acabar sucumbiendo ante un debutante en la competición que promete ofrecer muchas tardes de gloria. Gran debut, si señor.

    El otro partido del jueves arrojó un resultado más abultado de lo que a priori podríamos esperar, y es que, el equipo capitaneado por mi buen amigo el comandante Quintanilla, nunca puso en aprietos a la formación de tortuga que planteó el coronel Martínez que acabó destrozando a Frastor por 7 tantos a 2.

    Concluyó la primera jornada el viernes. Lejos de comentar cuestiones menores al respecto, destacaremos lo apretado de los resultados que se produjeron (salvo en el Quionis – Torcal con victoria abultada para los primeros), lo que da buena muestra de lo igualadas que están las fuerzas y de lo desengrasadas que todavía algunas mesnadas, se presentan en el campo de batalla. Espectacular choque el ofrecido entre Linceo y Astilo con victoria ajustada para los primeros por 4 a 3 y donde cabe resaltar el impresionante zambombazo que mi otrora compañero de batallas Nacho Iglesias, supo convertir en gol desde el centro del campo y que, tras golpear en la parte interior del larguero, con una violencia inusitada, se alojó en la red. Queda nominado como gol de la jornada.

    Y, para finalizar, el choque de dos trenes, de dos trasatlánticos futbolísticos, de dos huestes enfervorecidas. Un partido que empieza a elevarse a la categoría de clásico. Ulises contra los “Blacks” de Nereo, en lo que fue una reedición de la final de hace dos años, que se resolvería desde el punto de penalti a favor de los de casaca negra. En esta ocasión, y aunque volvieron a vencer éstos, tenemos que destacar sobre todo, el “Fair Play” que reinó en un partido de los denominados de alto riesgo. Que lección de Ulises y no menos buena la réplica deportiva de Nereo. Nos ponemos en pie ante tal demostración.

    Con todo, la clasificación es lo de menos. Lo importante es que las hostilidades futbolísticas se han desatado y por fin podemos disfrutar de un deporte que nos apasiona y que nos mantendrá ligados a una misma idea durante todo el año. Caprichosa es la Historia.

 

 

Andy/7

 

Sitio de búsqueda