6ª JORNADA

El gran cronista Callínico, en su “Vida de San Hipatio”, nos cuenta como el mayor de los reyes hunos que en la historia dejaron su indeleble huella, el mágnífico Atila, tras la muerte o asesinato de su hermano Bleda, con quien compartía el trono, constituyendo el mayor peligro que para las fronteras del Imperio Romano Oriental, tuvo lugar jamás; puso en jaque mate, por segunda vez, la capital Constantinopla. Atila había llegado incluso a las puertas de la ciudad por segunda vez estableciendo un cerco que, en palabras del relator contemporáneo, provocó “tantos asesinatos y derramamientos de sangre que no se podía contar a los muertos” Sin embargo, tampoco en esta ocasión pudo entrar en la ciudad. No aprendió de la experiencia de su primera llegada ante la portentosa Constantinopla, cuando, teniendo todo a favor, firmó un tratado con los sitiados romanos mediante el cual los originarios de las orillas del Tíber, se comprometían a pagar una serie de tributos que jamás desembolsaron a cambio de que los hermanos reyes de los Hunos abandonaran la idea de entrar en la ciudad. Cuando Atila y su hermano Bleda aceptaron, los romanos aprovecharon el tiempo para reforzar las murallas, abastecerse de víveres y formar un nuevo ejército que les permitió mantener a raya a los Hunos durante mucho tiempo…

Pues bien, tras una extraña jornada donde se dejaron de jugar dos partidos que enfrentaban a tres de los cuatro primeros de la semana pasada, Orsipo se ha situado en segunda posición “sitiando” la posición de privilegio que siguen ocupando los “Blacks de Nereo” cuyo partido fue uno de los afectados por el misterioso virus que ha atacado nuestra Competición este fin de semana. Esa “virtual” segunda posición que consigue el equipo del ilustre Coronel Martínez, se fraguó en una segunda parte más repleta de acierto que de épica, y que se sustentó en unos primeros diez minutos de la segunda parte en los que se pasó del uno cero al descanso (golazo de José Buenavenura por la escuadra y desde fuera del área) a un siete a cero cuando ese fatídico minuto asomaba en el presunto electrónico…

Los otros dos partidos de la jornada que se disputaron fueron el Astilo 8 Frastor 2 (sigue la racha ascendente de un equipo que por fin va engrasando su maquinaria) y el duelo en la cumbre protagonizado por Quionis y Frástor con victoria por 4 tantos a 1 de aquellos sobre estos y en donde otro de mis más fieles compañeros de batallas consiguió marcar su primer gol oficial en este su debut en la Competición: Conrado Saínz, el gentleman del semicírculo, introdujo un balón en la red que si bien no fue fácil de controlar en primera instancia, si lo remachó en casación. ¡Enhorabuena Conrado!

Se nos quedó un poco coja la jornada al faltar dos grandes duelos determinantes para conformar la foto de las cuatro primeras posiciones, pero lo que es claro es que pase lo que pase en esos partidos, los Blacks seguirán al frente de la clasificación, en el interior de sus murallas de Constantinopla, mientras Orsipo aguarda una mejor negociación para poder atravesar esos muros. Pero cuidado Coronel Martínez, por mucho que lo intentó, Atila nunca consiguió poner sus pies en la ciudad fortificada…

 

 

Andy/7

Sitio de búsqueda